– En ocho años que dure el luto, no ha de entrar en esta casa el viento de la calle.

.federicogarcíalorca.